El país ha logrado aumentar su productividad farmacéuticA entre un 30% a 35% de su capacidad instalada actual. La industria farmacéutica colombiana está enfocada en fortalecer la capacidad de producción y contribuir a la salud pública nacional.

La Implementación de las normas de buenas prácticas de manufactura, específicamente los informes 37 y 45 que las regulan han guiado a la industria nacional hacia nuevos horizontes, asimismo a través de esta regulación, se ha logrado aumentar la productividad farmacéutica en un 30% a 35% aproximadamente. Además esta mejora se ha visto reflejada en la construcción de nuevas plantas por parte de la industria farmacéutica tanto a nivel local como nacional.

Es así que en estos momentos, se encuentra en plena construcción de cuatro o cinco plantas farmacéuticas de vanguardia. Instalaciones que estarán dedicadas a la fabricación de medicamentos como tabletas, jarabes, líquidos e inyectables, lo que permitirá ampliar la oferta y satisfacer aún más las necesidades de salud del país. Adicionalmente, en las plantas ya existentes hay un crecimiento de nuevas líneas de fabricación para duplicar la producción que en la actualidad se tiene.

“Desde ASCIF creemos que Colombia se encamina hacia una industria farmacéutica más sólida y competitiva, capaz de satisfacer las necesidades de salud tanto a nivel nacional como internacional” señaló Clara Rodríguez, directora ejecutiva de la Asociación Colombiana de la Industria Farmacéutica (ASCIF).

En línea con ello, en la actualidad hay tres importantes proyectos que se encuentran en diferentes etapas de desarrollo para producción de medicamentos biológicos entre los que se encuentran las vacunas. Uno de ellos está ubicado en Antioquia, mientras que otro es liderado por Bogotá BIO con el distrito y el último proyecto a nivel nacional que tiene que ver con una planta de naturaleza mixta. Estos significativos proyectos hacen visible el compromiso con el crecimiento industrial y la excelencia en el sector farmacéutico.

En tal sentido, el ingreso de la industria colombiana en la producción de medicamentos más complejos generaría ahorros significativos para el sistema de salud del país. Por lo anterior, es fundamental para la industria farmacéutica colombiana que las autoridades de gobierno brinden un entorno propicio y por supuesto faciliten las condiciones necesarias para el éxito de estas iniciativas, ello con el fin de asegurar que las nuevas plantas y la expansión de la capacidad instalada se traduzcan en un aumento efectivo en la producción de medicamentos de síntesis y biológicos de calidad.

“La industria farmacéutica colombiana también está apostando fuertemente por proyectos relacionados con las vacunas, lo que demuestra su compromiso con la salud pública” dijo Clara Rodríguez, directora ejecutiva de la Asociación Colombiana de la Industria Farmacéutica (ASCIF).

Acerca de Clara Isabel Rodríguez Serrano: Especialista en Seguridad Social, Administración en Servicios de Salud, Derecho Público y Máster en Servicios Sociales de la Universidad Alcalá de Henares de España. Actual directora ejecutiva de la Asociación Colombiana de la Industria Farmacéutica – ASCIF. –

Twitter @ascifcolombia

Leave a reply